Saturday, November 25, 2017

Respuesta al Cáncer

Scris de silviu sh la data September - 1 - 2009
anna_desenoTengo veintiún años. Sufro de cáncer. No, esta no es la primera vez que sufro de un ataque de cáncer, sino la segunda vez. ¿Por qué me pasa? ¿Por qué me permitiría Dios tener algo tan difícil, algo tan fuera de mi control? Mi corazón se extiende a quien sea que pase por el dolor de enterarse de que tiene alguna enfermedad maligna. Todos nosotros enfrentamos la realidad de que la vida dura poco tiempo.1 Reflexionamos sobre algunas preguntas. ¿Por qué nos asusta la muerte? ¿Por qué nos hace llorar cuando sabemos que vamos a morir? ¿Dónde está Dios en los días tales como estos? ¿Cómo puede ser Dios amoroso? Espero ayudarle a contestar estas preguntas a través de la Palabra de Dios.   1. Todos tendremos que enfrentar a la muerte. Enfrentar a la muerte nos hace pensar. Es algo que todos vamos a tener que enfrentar, jóvenes o ancianos. Les pregunté a algunos jóvenes en una feria si tenían miedo de ir al infierno. La mayoría de ellos dijeron que no, con una actitud despreocupada que decía "Soy demasiado joven para morir". Yo también pensaba que iba a disfrutar de una vida larga. Daba la vida por sentada. Cuando recibí el diagnóstico del cáncer, me di cuenta de que la vida dura poco. Me di cuenta de que no sabía lo que me iba a pasar. La Biblia dice "no te jactes del día de mañana; porque no sabes lo que el día traerá ."2 Hoy puede ser el día en que muera.   2. Dios mira a nuestros corazones. Si examina su vida por medio de la ley de Dios, verdaderamente empezará a entender el amor de Dios. El hecho de sufrir del cáncer me hizo examinar mi vida. Yo comparo a la tomografía computada o la resonancia magnética a la ley de Dios. La mayoría de nosotros hemos escuchado de los Diez Mandamientos que se encuentran en el capítulo 20 de Éxodo. ¿Se ha puesto a usted mismo bajo la examinación de la ley de Dios tomografComo una tomografía, la ley de Dios no mira el exterior del cuerpo, sino el interior. La ley de Dios examina nuestro corazón. Una tomografía muestra los tumores o bultos no deseados del cuerpo. La ley de Dios va más allá de la apariencia exterior y nos muestra el corazón canceroso.3 Si usted se compara a un compañero del trabajo o un vecino, puede encontrarse pensando que es una buena persona. Pero si compara su vida a la ley pura de Dios, descubrirá que es un pecador. La ley de Dios demuestra que si ha mentido, es un mentiroso; si ha mirado a alguien con codicia en su corazón, ha cometido adulterio.4 La ley de Dios dice que si ha odiado a alguien, ha asesinado a tal persona. Si ha robado algo (no importa cuan pequeño), es un ladrón. Romanos 3:23 nos dice que todos hemos sido incapaces de ser buenas personas. En Apocalipsis 21:8, recibimos una lista de los que no entrarán al cielo: “Mas a los temerosos e incrédulos, a los abominables y homicidas, a los fornicarios y hechiceros, y a los idólatras, y a todos los mentirosos, su parte será en el lago ardiendo con fuego y azufre, que es la muerte segunda.” Este versículo nos dice que iremos al infierno después de que muramos. ¡Que pensamiento tan desagradable! Tenemos una conciencia que nos dice que debemos temer a la muerte por el pecado que hemos cometido. ¡Nuestro pecado es lo que nos hace temer a la muerte!   3. El Hijo de Dios pagó nuestra deuda. Con todo el dinero en el mundo no podríamos ni empezar a pagar la deuda de una sola persona para entrar al reino del cielo. ¡La Biblia nos dice que hacer buenas obras, asistir a la iglesia, visitar a las clínicas médicas, dar dinero para las limosnas, etc., no podría pagar el precio de una mentira que dijéramos! Isaías 64:6 nos dice “…todas nuestras justicias son como trapo de inmundicia.” Quizás se está preguntando, “¿Cómo puedo pagar mi deuda?” La única persona perfecta que ha caminado sobre la faz de esta tierra es Jesucristo. La Biblia nos dice que Jesús tomó nuestra deuda y la pagó. “Mas Él herido fue por nuestras rebeliones, molido por nuestros pecados: el castigo de nuestra paz sobre Él; y por su llaga fuimos nosotros curados.”5 Jesucristo fue golpeado hasta que quedó irreconocible; arrancaron Su barba; clavaron Sus manos y los pies en una cruz. Su cuerpo molido y golpeado fue colgado sobre una cruz en vergüenza a la vista de todos. ¿Por qué lo hizo Él? Jesús lo hizo por Ud. Él murió en una cruz para el provecho de todo el mundo.6 Jesús sufrió el pecado que no era suyo. Dios le dejó sufrir a Él. En la muerte de Jesús podemos recibir la vida eterna. La muerte no reinó sobre Jesús; Él resucitó al tercer día y ahora está sentado a la mano derecha del Padre. Pedirle a Jesucristo que lo salve es la única manera de pagar la deuda del pecado suyo. Dios no le va a obligar a confiar en Él. Ud. no es un títere de Él. ¡Usted es Su creación! Dios ha entregado a cada uno de nosotros la opción de aceptar Su perdón de los pecados o de rehusar Su perdón de sus pecados. El Cielo o el Infierno es su opción. Lo ama y quiere que sea Su hijo. Hay una solución al dolor aquí en la tierra. La respuesta es Jesucristo. Él le dará una nueva esperanza y ojos nuevos para las tristezas que pasa. Jesucristo lo llevará por el valle de sombra de muerte.7 Él nunca lo dejará ni lo rechazará. Cuando sufrí de cáncer la primera vez, como Cristiana me di cuenta de lo mucho que Dios me ama. Su amor rebosaba hacia mí. Fue en medio de una noche cuando yo sufría el peor dolor físico que Dios me enseñó que Él también había sufrido un dolor profundo sólo por mí. ¡Dios se preocupa! Él conoce el dolor suyo también. Leí en un libro, “Muéstrame a alguien que vive una vida sin preocupaciones, sin problemas o dificultades o noche oscura del alma y te mostraré una persona superficial.” Los sufrimientos y las pruebas existen para traernos más cerca de Dios y para hacernos mejores personas. De tal manera que si no tuviera dolor nunca reconocería la necesidad de curarse, no sabría de su necesidad de Dios si no pasara por ningún sufrimiento. Si tiene el deseo en su corazón de pedir la salvación de Cristo, háblele con un corazón arrepentido para que Cristo le perdone sus pecados. (Nombre cual sea de los Diez Mandamientos que violó.) Pida al Señor que cubra todos sus pecados por medio de Su sangre inmaculada. Pida a Jesús que lo lleve al cielo cuando muera. Ponga su confianza en Él. Si lo ha hecho así, lea su Biblia y ore diariamente. Únase a una iglesia que cree en la Biblia como la última autoridad. ¡Debe bautizarse para demostrar al mundo que no se avergüenza de Cristo, y hay que decirle a los demás lo que Él ha hecho por usted! Cuando sea hijo de Dios, las pruebas vendrán. “Amados, no os maravilléis cuando sois examinados por fuego, lo cual se hace para vuestra prueba, como si alguna cosa extraña os aconteciese; antes bien gozaos en que sois participantes de las aflicciones de Cristo; para que también en la revelación de Su gloria os gocéis en triunfo.”8 Ahora puede regocijarse porque sabe que el Señor está con usted y que estará con Él en el cielo. ¡Lo que sufre es temporal! Anna DeSeno   Referencias:
1. Santiago 4:14
2. Proverbios 27:1
3. Romanos 3:20
4. Mateo 5:28
5. Isaías 53:5
6. Juan 3:16
7. Salmo 23
8. I Pedro 4:12-13

Popularity: 21%

Pentru comentarii sau raspunsuri va rugam sa folositi Cartea de oaspeti.

Respuesta al Cáncer

Scris de silviu sh
Sep-1-2009

Answer for cancer

Scris de silviu sh
Sep-1-2009

Raspuns pentru cancer

Scris de silviu sh
Aug-24-2009

O intrebare de un milion de euro

Scris de silviu sh
Feb-17-2009
  • MP3 player

    Here is the Music Player. You need to installl flash player to show this cool thing!